VERSOS QUE ILUMINAN... PALABRAS QUE QUEMAN

jueves, 31 de enero de 2013

"Tierra del plata, preñada de sol” De FRANCISCO ALVERO CANTA













 “Tierra del  plata, preñada de sol” 

Paisajes entrañables del querer
Sueños libertadores de hoy y ayer
Verdes capullos del alba
Caricias de la Pachamama

Manto azul de solidaridad
Flor de la diversidad
Ensuciado por votas
De un verde asesino  total

Como hija recuperada
De la Abyayala sin fronteras
Antigua y valiente morena
Que se para sobre sus pies

Tierra del plata, preñada de sol
Néctar de mujer y amor
De madres y abuelas
Coraje, paciencia y ardor

De milenaria matriz
Resistencia originaria
Tan clara y transparente
Como su cielo albi celeste

Algarroba de leche verde
Cuídate mucho de quienes
Te castigan continuamente
Tus enemigos de siempre

Besando tu inmortal huella
Sanmartiniana bolivariana
Humildes voces anónimas
Seguimos construyendo a diario

Sonriendo al sur de tu simiente
Milenariamente bicentenaria
Tu pueblo es savia y  raíz
                           federal y popular                                                


Cálidos bulines, potreros sin fin
Mate, truco y dulce de leche
Maradona, Evita y Gardel
Y aunque duela Borges también

Por sus primeras conquistas
Radical y socialista
Peronista revolucionaria
Militar Nunca más

Aromada de laureles
Y dulces ceibos en flor
Ramas de un mismo árbol
Que unidas crecen mejor

Cantamos al tiempo nuevo
Con sonrisas de arrebol
A la paz y dignidad
Y a la victoria popular del sol

Bicentenario del Himno Nacional Argentino


Bicentenario del Himno Nacional Argentino
Por Emilio González Larrea
La versión actual del Himno Nacional que se canta en las escuelas, en todos los actos oficiales y en cuanta marcha y lucha popular hay en las calles, es una versión reducida de su letra original, según fuera escrita por Vicente López y Planes en 1812. La versión completa aprobada por la Asamblea Constituyente en 1813, consta de nueve estrofas y un coro en donde se destaca el carácter heroico de la lucha por la independencia, el deseo de libertad, el reconocimiento de los pueblos originarios en esta gesta y el rechazo al invasor español.
Algunas de sus estrofas fueron cercenadas por el gobierno de Mitre que le encargo a Pedro Esnaola una versión reducida del Himno y por el General Roca, quién en su segunda presidencia terminó la obra con más hachazos; en el decreto de su gobierno del 30 de marzo de 1900 dice: “sin producir alteraciones en el texto del Himno Nacional, hay en él, estrofas que responden perfectamente al concepto que universalmente tienen las naciones respecto de sus himnos en tiempos de paz y que armoniza con la tranquilidad y la dignidad de millares de españoles que comparten nuestra existencia, las que pueden y deben preferirse para ser cantadas en las festividades oficiales, por cuanto respetan las tradiciones y la ley sin ofensa de nadie.”

Esta decisión política de aquellos gobiernos oligárquicos, terratenientes, subordinados a los imperialismos de la época, expresaba en uno de nuestros símbolos nacionales, su renuncia a toda soberanía y preparaba los tiempos para los festejos del Centenario de la Revolución de Mayo en 1910, llegando al extremo de que una de las invitadas de honor fue la Infanta Isabel, representando el reino de España.
He aquí algunas de esas estrofas cercenadas por los representantes de los gobiernos oligárquicos y anti originarios de la época:
“Se levanta a la faz de la tierra
Una nueva y gloriosa Nación
Coronada su sien de laureles
Y a sus plantas rendido un León”
“Se conmueve del Inca las tumbas
Y en sus huesos revive el ardor,
Lo que ve renovando a sus hijos
De la Patria el antiguo esplendor”
“Son letreros eternos que dicen:
Aquí el brazo argentino triunfó,
Aquí el fiero opresor de la Patria
Su servís orgullosa dobló”

Movimiento por la Segunda y Definitiva Independencia. 

El Movimiento por la Segunda y definitiva Independencia, convocó y organizó la grabación de nuestro himno completo, cantado y recitado por Leonor Manso, Jairo, Manuel Callau, Rafael Amor, Ingrid Pellicori, Bruno Arias, Aldo Barbero, Luisa Calcumil, Hector Giovine, Claudio Sosa, Rita Terranova, Hector Bidonde, Abel Córdoba, Graciela Alperyn, Derli Prada, Hugo Ponce,Enrique Premoli (piano) Rubén Jurado (viola), Patricio Villarejo (cello) y Adrián Odriozola (autor de "Variaciones sobre el Himno"). Todos estos artistas y músicos trabajaron ad honorem con el objetivo de que esta versión grabada sea distribuida gratuitamente a escuelas, conservatorios, universidades, sociedades de fomento, bibliotecas, etc. y en donde se promueva en foros de debate el contenido verdadero e historias de nuestro Himno Nacional.


HACIENDO CLICK EN EL ENLACE O COPIANDO Y PEGANDO SE PUEDE DESCARGAR LA VERSIÓN COMPLETA DEL HIMNO. 


Estas son algunas de los versos del Himno Nacional Argentino cercenadas en 1900  por Julio A. Roca. La oportunidad brindada por el Bicentenario de la Revolución de Mayo de 1810, así como los aniversarios de la creación de la Bandera Nacional y de la Batalla de Tucumán de 1812 alentaron la propuesta, lanzada por el Movimiento por la Segunda y definitiva Independencia, de promover la recuperación, revalorización y actualización del Himno Nacional Argentino con su letra completa, tal cual fue escrito por Vicente López y Planes en 1813. La versión completa consta de nueve estrofas y su coro, en los que se exalta la épica de la lucha por la independentista, el ansia de libertad, el reconocimiento a los pueblos originarios y el rechazo a la dominación del invasor español. La aprobación de esta Marcha Patriótica –que desde 1860 se conoció como Himno Nacional Argentino– se dio en el marco de una dura batalla entre las dos tendencias en lucha respecto a la declarar la independencia inmediatamente o seguir manteniendo fidelidad a Fernando VII. El Segundo Triunvirato –con la decidida incorporación de San Martín– logró desplazar la influencia rivadaviana que obturaba la inmediata definición independentista y tuvo como principal objetivo convocar a una asamblea que nos declarara independiente. La Asamblea General Constituyente inauguró sus sesiones en enero de 1813, declarándose "soberana", pero la presidencia de Carlos M. de Alvear impidió concretar estos objetivos al rechazar la participación de las delegaciones artiguista con mandatos de independencia inmediata. Sin embargo, aprobó una serie de medidas soberanas: el escudo nacional, en encargo de la Marcha Patriótica, la acuñación de moneda, la celebración del 25 de mayo, la abolición de: los títulos de nobleza, de las prestaciones indígenas como la mita, la encomienda y el yanaconazgo y de los instrumentos de tortura.
En 1817, según el viajero  norteamericano  Henry M. Brackenridge (Voyage to South America, publicado en Baltimore en 1819), la canción patriótica rioplatense era coreadas espontáneamente con entusiasmo: “Por la tarde, nuestros compañeros, después de beber un vaso de algo estimulante, rompieron con una de sus canciones nacionales, que cantaron con entusiasmo como nosotros entonaríamos nuestro ‘Hail Columbia!’. (...) La música era algo lenta, aunque audaz y expresiva... este himno, me dijeron, había sido compuesto por un abogado llamado López, ahora miembro del Congreso, y que era universalmente cantado en todas las provincias de El Plata, así en los campamentos de Artigas, como en las calles de Buenos Aires...”
En 1860, con el triunfo mitrista se le encomendó al músico Juan Pedro Esnaola, una versión orquestada con más complejidad armónica adecuándose a las tendencias europeístas. Años más tarde, la oligarquía terrateniente bonaerense, genuflexa y subordinada a las potencias extranjeras renuncia no solo a la soberanía económica sino también simbólica. El Gral. Roca en su segunda presidencia decretó el 30 de marzo de 1900: "Sin producir alteraciones en el texto del Himno Nacional, hay en él estrofas que responden perfectamente al concepto que universalmente tienen las naciones respecto de sus himnos en tiempo de paz y que armonizan con la tranquilidad y la dignidad de millares de españoles que comparten nuestra existencia, las que pueden y deben preferirse para ser cantadas en las festividades oficiales, por cuanto respetan las tradiciones y la ley sin ofensa de nadie”.
La creación de nuestro Himno fue promovida por nuestros próceres de Mayo como reafirmación de nuestra independencia respecto de España  y otras potencias imperiales. La mutilación posterior del gobierno de Roca en 1900, centrada en la eliminación de aquellas partes que “ofendían” al gobierno español  y rescataban el antecedente de la resistencia de los pueblos originarios, pretendió quitarle una de las partes esenciales al contenido del Himno Nacional en ese momento histórico.
En el camino de la liberación nuestro pueblo, la lucha por una nación verdaderamente independiente, soberana y democrática requiere del rescate  popular de nuestra historia nacional y latinoamericana. Es necesario dar a conocer la verdadera historia de la participación popular en las luchas por su independencia, de sus derroteros, de sus fracasos y de aquellos símbolos y emblemas que constituyeron sus baluartes. Las clases dominantes se apropian y tergiversan nuestra historia lavándola de su contenido revolucionario y popular, desmereciendo la valentía y decisión de nuestro pueblo.
El Movimiento por la Segunda y definitiva Independencia, convocó y organizó la grabación de nuestro himno completo, cantado y recitado por Leonor Manso, Jairo, Manuel Callau, Rafael Amor, Ingrid Pellicori, Bruno Arias, Aldo Barbero, Luisa Calcumil, Hector Giovine, Claudio Sosa, Rita Terranova, Hector Bidonde, Abel Córdoba, Graciela Alperyn, Derli Prada, Hugo Ponce,Enrique Premoli (piano) Rubén Jurado (viola), Patricio Villarejo (cello) y Adrián Odriozola (autor de "Variaciones sobre el Himno"). Todos estos artistas y músicos trabajaron ad honorem con el objetivo de que esta versión grabada sea distribuida gratuitamente a escuelas, conservatorios, universidades, sociedades de fomento, bibliotecas, etc. y en donde se promueva en foros de debate el contenido verdadero e historias de nuestro Himno Nacional.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario