VERSOS QUE ILUMINAN... PALABRAS QUE QUEMAN

viernes, 27 de abril de 2012

Otro mundo es posible y está naciendo DE FRANCISCO ALVERO CANTA







Otro mundo es posible y está naciendo
Con las artes y la educación
Humanista y popular
Se van pariendo imposibles
Desde el vientre verde de la paz
Fuerte, como el huracán
Desterrando la desigualdad
Intentarán una y mil veces
Cortarla disfamarla  pisotearla
Invencible  flor palpita
Dentro de cada uno
Vence todas las contiendas
Nuestra amada dignidad

Otro mundo es posible y está naciendo
Ardiendo en el corazón    
De los pueblos libres del sur
Canta, vive, ruge y sueña
En la cultura de la paz
Esa que sembramos hoy
                                     Brilla azul en sus entrañas
Con sus milenarios sones de paz
Acunad@s en el combate diario
Las sombras no l@ acobardan
Es hembra, luz y esperanza
Vientre de la pacha, copla libertaria
Gigantes tigres de la ternura
Guardianes de la simpleza
La verdad y la esperanza
Gente común, pueblo fiel
Combativo y solidario
Tuerce el rumbo de los días
Siembra hoy, sin esperar 

Lejos del  cruel egoísmo
No somos ciegos, ni tontos
Miles de pechos y lechos
Rostros callados y anónimos
Son los aires de estos tiempos
Azules, como pacha y cielo

En cada vena abierta
 De la América “Abyayala”
Corre sangre libertaria
Túpac Amarú y Katari
 San Martín, Bolívar y Zapata
El Che, Sandino y Evita




 Todos los poemas pertenecen a los AUDIO LIBRO de FRANCISCO ALVERO CANTA



Adolfo Pérez Esquivel: otro mundo es posible

Desde el 7 de octubre, en el Cine Gaumont de Buenos Aires, se puede ver la película sobre la vida y obra del Nobel de la Paz 1980 Adolfo Pérez Esquivel.
Ha sido posible gracias al aporte de material del Archivo de la Comisión por la Memoria de la Provincia de Buenos Aires y el Centro de documentación delServicio Paz y Justicia.
Se trata de un hermoso recorrido sobre su infancia, su juventud.
Sus cincuenta años con Amanda.
Sobre la labor realizada con su hijo y compañero Leonardo, pero también en y con su organización SERPAJ – Servicio Paz y Justicia-. Su permanencia en prisión, el paseo con la avioneta que debía lanzarle al vacío pero que, por lo que fuere no le tiró.
Sus contactos y colaboraciones con las madres de Plaza de Mayo.
La concesión del Premio Nobel. Su compromiso con Nicaragua.
Sus aportaciones en la discusión respecto a la deuda externa. La lucha contra el Alca. La cumbre de los pueblos.
Haití, mucho antes de la hipocresía. Argentina.
Los jóvenes para la paz. El saqueo y la contaminación. América Latina.
Su adicción permanente a cuatro maravillosas palabras: PAZ, JUSTÍCIA, LUCHA, ESPERANZA, que como siempre afirma, no sólo son palabras, porque otro mundo es posible.


No hay comentarios:

Publicar un comentario